Homeland, la evolución

1

Muy poco queda de aquella primera Homeland, de la época en que Brody (Damien Lewis) estaba en el punto de mira y se enamoraba de la joven agente de la CIA Carrie (Claire Danes). Pero eso no es nada malo. Bajo mi humilde opinión, esta última temporada ha sido una de las mejores. Probablemente sea el único que lo piense, pero ha conseguido mantenerme enganchado y con ganas de más capítulo tras capítulo.

Lo cierto es que la temporada empieza lenta, muy poco a poco y no es hasta el capítulo 5 que despierta. Y a partir de ahí va a más, conspiraciones, asesinatos, secuestros y acción al más puro estilo Homeland, sin salir de Nueva York. El trasfondo islámico sigue presente, pero esta vez como contexto, como fondo de una historia en que nada es lo que parece y no te puedes fiar de nadie.

Sin lugar a dudas, y aquí nadie podrá llevarme la contraria, Peter Quinn (Rupert Friend) es el personaje de esta temporada, el que mantiene la tensión y el que consigue que la historia avance. Volviendo de la muerte y con dificultades, Quinn sigue fiel a Carrie y le apoya y le ayuda en todo lo que necesita. Esta relación nos da los momentos más tensos de la temporada, donde queda de manifiesto que todo vale por una amiga. Él está increíble, contenido y sin filtro, dos personas en una que salen a relucir según lo que necesite.

14e7b90109f84e48228fc2cc5fe834a7

Carrie sigue siendo la protagonista de la serie. Todo gira en torno a ella y esta temporada le vemos pasar por grandes dificultades, perdiendo su estabilidad en todos los ámbitos de su vida. Como siempre, ella está impecable, aunque ya no forme parte de ningún palmarés ni quiniela alguna de premios de tele. Carrie es uno de los grandes papeles femeninos que nos ha dado la tele estos últimos años.

NE2bnRaxC85149_1_a

Los secundarios habituales como F. Murray Abraham (Dar Adal) o Mandy Patinkin (Saul) están soberbios, como de costumbre y tienen momentos muy especiales a lo largo de la temporada.

2

Aunque si hay algún personaje revelación es Elizabeth Keane (Elizabeth Marvel), como presidenta electa de los Estados Unidos de América. Quizá los guionistas jamás esperaron que Trump ganara las elecciones y pretendían que Keane fuera su Hilary. De todos es sabido lo actualizadas y veraces que han sido las historias de la serie. Marvel está increíble, ingenua pero inteligente; incrédula pero infinitamente moldeable; fuerte pero débil… su personaje es el más desconcertante de toda la temporada… ¿Qué pasará con ella el año que viene? Al menos en Homeland ha conseguido lo que todavía no ha conseguido en House of Cards: ser presidenta.

3

Si digo la verdad, tengo muchas ganas de más 🙂 Aunque eso haga de mí un bicho raro.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s